Identificarse    Foro    Buscar    FAQ

Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas




 Página 1 de 1 [ 4 mensajes ] 




Valoración del espectáculo
Excelente 100%  100%  [ 7 ]
Muy buena 0%  0%  [ 0 ]
Buena 0%  0%  [ 0 ]
Regular 0%  0%  [ 0 ]
Mala 0%  0%  [ 0 ]
Muy mala 0%  0%  [ 0 ]
Votos totales : 7
 
Autor Mensaje
 Asunto: Espía a una mujer que se mata, de Daniel Veronese
 Nota Publicado: Vie Nov 16, 2007 9:06 pm 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Dios, Stanislavski, Genet, Chejov y Veronese
«El alcohol, el amor por la naturaleza, los animales toscos y la búsqueda de la verdad a través del arte. Dios, Stanislavski y Genet.»
Daniel Veronese

Ya lo demostró con Un hombre que se ahoga. Ahora lo vemos, aun superándola, en Espía a una mujer que se mata. El reto de dar vida a un texto como el de Tío Vania de Chejov se cumple extraordinariamente en este montaje de Veronese, en el que los actores se entregan en cuerpo y alma. Las emociones brotan en cada esquina en un pequeño espacio de tres metros cuadrados en el que dos puertas, una mesa y unas sillas son todo el material escenográfico. Cuando el riesgo es tan alto, los actores y el director tienen que dejarse la piel para traspasar la cuarta pared e involucrar a un público que, en este caso, empatizaba atónito durante el curso de la obra. La pesada rutina, los sueños incumplidos, los amores desafortunados, las turbias relaciones familiares, se desenvuelven en esta apuesta argentina en un ritmo muy distinto al habitual en Chejov: no son los silencios los que marcan este pasar del tiempo sino el vértigo insostenible de unos personajes que se precipitan en sus sueños y deseos frustrados. El teatro y la vida unidos en comunión: lo metateatral en esta obra se convierte en una reflexión profunda sobre la representación y la actuación, sin dejar por ello de lado la vivencia de unos personajes que se consumen en sus rutinarias existencias y que, sin embargo, no han perdido la esperanza en una vida mejor. Termina Mujeres soñaron caballos y empieza Espía una mujer que se mata. La lúcida mano de Veronese para hacer esto que llamamos teatro empieza a provocarme escalofríos. Os llevasteis mi más sincero aplauso y yo me llevé las ganas de confiar en cuanto hacíais. Es mucho más que un placer. Así, da gusto.
-----------
Belén de Santiago Chércoles

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
 Asunto:
 Nota Publicado: Sab Nov 17, 2007 9:44 pm 
Desconectado
gigaforero
gigaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 08, 2006 7:15 am
Mensajes: 597
Ubicación: MADRID
He escuchado algunas veces hablar a personas que tuvieron la suerte de ver montajes gloriosos de Stanislavski, Brecht, Wilson, Brook... Yo tendré la suerte de poder hablar sobre la obra de Veronese que vi en un Festival de Otoño.
Esto es simplemente más que teatro.

_________________
DOMINGO ORTEGA
Arte por encima de todo


Arriba 
 Asunto:
 Nota Publicado: Lun Nov 19, 2007 7:21 pm 
Desconectado
forero
forero

Registrado: Jue Ene 18, 2007 5:02 pm
Mensajes: 72
salí conmovida de "Mujeres soñaron caballos". "un hombre que se ahoga" me dejó, sin embargo fría: no me interesó mucho. "espía a una mujer que se mata" sencillamente me hizo salir del teatro con dificultad para respirar.
ahora espero con ansiedad que Veronese vuelva a montar algo fuera de esas 4 paredes blancas...me parece increíble que un mismo autor y un mismo director puedan hacer algo que me haga girar varias veces la cabeza sobre mi cuello y al mismo tiempo salir del teatro como si no hubiera entrado


Arriba 
 Asunto:
 Nota Publicado: Sab Dic 01, 2007 4:45 pm 
Desconectado
forero
forero
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:06 pm
Mensajes: 81
Parece que no solo muchos de nosotros habíamos caido en un extraño silencio en torno al Vanya de Veronese, también los críticos. A nosotros nos salvó la excepción -gracias por hablar en nombre de tantos, Belén-, la posibilidad que muchos tuvimos de hacerle los comentarios personalmente a Osmar Nuñez -inolvidable Vanya, inolvidable Osmar- y otros motivos (conmoción, catarsis...gracias por condensarla en tu breve comentario, Domingo). Pero, ¿y los críticos? ¿Estaban también en un silencio catártico o era otra vez más "impericia", en la que incluyo también su indiferencia por lo excelso?
Después de leer la crítica que hace hoy Marcos Ordóñez en el Babelia, me quedo más tranquila: parece que, afortunadamente, era lo primero...

La crítica tiene dos partes, una referida a Espía a una mujer que se mata, y la otra al Gran Inquisidor de Brook, ambas bajo el título de Puro Teatro. Copio solo la primera, al hilo de este hilo del foro...Podéis leer la crítica entera en
http://www.elpais.com/articulo/arte/Ver ... rt_10/Tes/


PURO TEATRO
Veronese & Brook

Marcos Ordóñez

BABELIA - 01-12-2007

1.- Espía a una mujer que se mata, de Daniel Veronese, en Cuarta Pared, otra gema del Festival de Otoño, es Tío Vania reconcentrado y en estado de permanente incandescencia, mucho más áspero que su reinvención de Las tres hermanas (dos semanas llenando en el Lliure, por cierto). El espacio, un ángulo mugriento y sin escapatoria, es el mismo de Mujeres soñaron caballos. De hecho, empieza como su última escena: un hombre maduro, una muchacha y una pistola entre ambos, sólo que aquí son Serebriakov y su hija Sonia. No discuten de fincas y ausencias sino de teatro; sus vicios, sus modas banales, sus poéticas olvidadas. Serebriakov es un investigador escénico; un Treplev envejecido, vendido, pero con relámpagos de su antiguo genio: las amarguras pomposas alternan con las grandes verdades. Sonia es una loca de amor, y todos se burlan de su romanticismo adolescente y enfermizo. Vania es un narciso fracasado, siempre al borde de la detonación pero con el arma encasquillada, resentido hasta la médula contra Serebriakov, al que culpa de lo que no pudo o no se atrevió a ser. Astrov es un idealista convertido en falso cínico. Los dos beben hectólitros de vodka, recitan frases en las que ya no creen ("la vida es la lucha por la liberación de la belleza") y juegan a interpretar una obra de Ostrovski que resulta ser Las criadas: son esclavos de una dama letal y dominante, llámese Señorita Tiempo, Madame la Mort o simplemente Elena, Elena Andreievna, la criatura más inteligente, seductora, manipuladora y cobarde de la función. No le va a la zaga en omnisciencia la criada Marina, criatura andrógina, mitad fool mitad maga, que asiste y sustenta a todos los personajes. Frente al viejo cliché de un Chéjov lánguido, Veronese impone una hiperactividad angustiada y pasional en pos de una felicidad imposible: tedio existencial a un ritmo vertiginoso. Los actores van directos al nervio, a la carne viva. No hay silencios ni pausas ni reposo: todo son puntos álgidos, choques, conflictos. Conversaciones montadas, entrecruzadas, con el frenesí de las moscas atrapadas en una caja de espejos. Ultrarrealismo y distancia brechtiana en el mejor sentido: somos actores, parecen decirnos, entrando y saliendo de nuestros personajes. Pero cómo entran y cómo salen: sólo un metal extraterrestre se calentaría tan rápido. Grandes escenas: el careo entre Astrov y Elena, pura verdad, pura fuerza, y el retorno al yugo de Vania y su sobrina. No se puede interpretar mejor. Les diría quién es quién, y cómo recuerdan, en lo más profundo, Vania a un joven John Goodman y Elena a Julianne Moore, pero el programa no indica reparto. Ellas y ellos son los extraordinarios Osmar Núñez, María Figueras, Marcelo Subiotto, Fernando Llosa, Silvina Sabater, Marta Lubos, Mara Bestelli. Enorme montaje.


Arriba 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
 
 Página 1 de 1 [ 4 mensajes ] 




Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 1 invitado

 
 

 
No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Mantenimiento Dátibus