Identificarse    Foro    Buscar    FAQ

Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas




 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Valoración del espectáculo
Excelente 100%  100%  [ 1 ]
Muy buena 0%  0%  [ 0 ]
Buena 0%  0%  [ 0 ]
Regular 0%  0%  [ 0 ]
Mala 0%  0%  [ 0 ]
Muy mala 0%  0%  [ 0 ]
Votos totales : 1
 
Autor Mensaje
 Asunto: El Mata «Ché», de A. Díaz-Florián
 Nota Publicado: Jue Oct 25, 2007 11:04 pm 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Sobre antihéroes y tumbas
¿Qué es un antihéroe? El que mata su propia esperanza. Nadie más necesitado de la esperanza que proyecta la lucha del héroe que el propio antihéroe. ¿No es Judas uno de los apóstoles? ¿No necesita Lex Luthor más que nadie una humanidad fuerte? ¿Qué hubiera sido de Pinochet sin un pueblo esperanzado? Recuerdo viendo El Mata «Ché» el poema de Pasolini, que en pleno mayo del sesenta y ocho escribe un poema al carabinero, pobre, asalariado, golpeado, insultado por el hijo de papá que se disfraza de reivindicador callejero:
Cuando ayer en Valle Giulia habéis apedreado a la policía
yo he simpatizado con los policías
porque los policías son hijos de los pobres
vienen de suburbios campesinos o urbanos
mirad como visten: como payasos
con aquella tela áspera que huele a rancho, a oficina de furriel y a pueblo.
Tienen veinte años, vuestra misma edad, estimados y estimadas estudiantes.
Tenéis la cara de los hijos de papá...

Díaz Florián es un valor no lo suficientemente conocido para el público general. En medio de una profesión de profesionales preocupados por las dietas y los bolos, él hace arte. En un pequeño, lindo y cuidado espacio en el barrio de Lavapiés. Él hace arte, Teatro con mayúsculas. Cada palabra, cada gesto, denota al artista completo. La creación de este personaje, el asesino del Ché Guevara, un pobre soldado indio, borracho y mugriento, es una pieza maestra. De él es la caracterización del personaje, de él es la autoría de un texto profundo, brillante, duro y árido, de él es la dirección, que en la misma aridez y profundidad se mueve. Todo ante una sola bombilla de cuarenta vatios, que me trae el recuerdo del desierto boliviano, envuelto en la monótona música de una diablada. Viajé y entendí gran parte de las razones de nuestra civilización contemporánea. Sólo esto puedo decir. Es imprescindible ver este montaje, que esperamos que vuelva pronto al escenario madrileño. ¿Qué son doce euros por entender una parte de nosotros mismos y de nuestra historia?
-----------
Domingo Ortega

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
 
 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

 
 

 
No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Mantenimiento Dátibus