Identificarse    Foro    Buscar    FAQ

Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas




 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Valoración del espectáculo
Excelente 0%  0%  [ 0 ]
Muy buena 0%  0%  [ 0 ]
Buena 0%  0%  [ 0 ]
Regular 0%  0%  [ 0 ]
Mala 0%  0%  [ 0 ]
Muy mala 0%  0%  [ 0 ]
Votos totales : 0
 
Autor Mensaje
 Asunto: Los persuasivos aires, de Mattin-Mattin y Werner Dafeldecker
 Nota Publicado: Mar Mar 13, 2007 10:42 pm 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Música de procesos
Asistimos a Los persuasivos aires, último espectáculo del Ciclo Música de Escena Contemporánea. Llorenç Barber, director del Ciclo, explica al auditorio lo que vendrá luego: una primera parte de músicos que improvisan sobre una serie de sonidos, a partir de un ordenador y una guitarra eléctrica y una segunda parte con alegatos de un músico ante el auditorio. Según Barber, éste es un ejercicio con muy pocas posibilidades de divulgación e interés académico en Madrid: la música canónica sigue restando valor a la experimentación, para algunos este trabajo no es más que un jueguecito, para otros, entre los que se cuenta a Barber y a algunos otros que estamos entre el público, es el origen de casi todo.
El concierto es definido por uno de sus ejecutantes, Mattin-Mattin, como «una exploración de las posibilidades de la exploración en el sentido más amplio... más que la exposición de las habilidades de un músico... es una situación». Los casi sesenta minutos de duración del concierto nos sumergen en una verdadera situación: el descubrimiento de aquello que se escucha pero que no se oye. Como dice el otro músico del concierto, Werner Dafeldecker, «sólo se oye aquello que se sabe». Mattin-Mattin y Dafeldecker están allí para descubrirnos aquello que desconocemos, empujándonos a entrar en un mundo sonoro y vivo como las aguas cubiertas de hielo de la Antártica.
Lo que sorprende es que aquel ejercicio de experimentación e improvisación tiene todo el cuidado y la delicadeza de ejecución de cualquier otra pieza tradicional. Por breves momentos parece que nos sumergen en las músicas tarkovskianas de filmes como Solaris, o en las músicas larsvontrianas como las de Dancer in the dark, por citar sólo a algunos. Y aparece el proceso como idea central de esas músicas y es cuando más agradable se está en presencia de esos sonidos paridos por máquinas. El cerebro en vez de ver caras, escucha ideas y a partir de esas ideas construye más ideas. ¿Es quizá este tipo de música, el sonido no escuchado de las ondas que circulan por los ventrículos cerebrales? Las ideas con las que acabó la sesión son no más que preguntas: ¿Qué quiere expresar esta música? ¿Todo es música? ¿Cuál es el umbral de la música? ¿Música de los procesos? ¿Qué es escuchar música? Sobre la segunda parte prefiero no decir nada: Los alegatos del loco al final del espectáculo, no tienen cabida en todo lo que he descrito. Lo malo cuando es malo no merece comentario.
-----------
Juan Claudio Burgos

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
 
 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

 
 

 
No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Mantenimiento Dátibus