ophelia.es
http://www.ophelia.es/foro/

La colmena científica en el Teatro María Guerrero (CDN)
http://www.ophelia.es/foro/viewtopic.php?f=7&t=1306
Página 1 de 1

Autor:  OPHELIA [ Jue Nov 18, 2010 1:35 am ]
Asunto:  La colmena científica en el Teatro María Guerrero (CDN)

Guardo la llave
Al mencionar la Residencia de Estudiantes, de la que este año se cumple el Centenario de su fundación, lo primero que se viene a la cabeza de cualquiera es la Generación del 27, Dalí, Buñuel, un mundo humanístico que parece soterrar (tal y como estaba el laboratorio del edificio Transatlántico) a la colonia científica que estaba igualmente compuesta por grandes nombres.
Un poeta y escritor, si bien no de los más conocidos por el gran público, José Moreno Villa —habitado con detalle y precisión por José L. Esteban—, sirve de puente, gracias a su condición de científico que deja de ejercer como tal, para presentar al público el Laboratorio de Fisiología y a algunos sus componentes, a quienes no debería hacer falta presentar: Ramón y Cajal (Paco Ochoa), verdadero alma del laboratorio y de la ciencia en general en España, el futuro Premio Nobel Severo Ochoa, un joven talentoso que iniciaba allí su formación como investigador, y un controvertido Juan Negrín, el director del laboratorio. La polémica sobre este personaje —interpretado por David Luque, al que va dotando de manera impresionante del empaque necesario con el paso y el peso de los acontecimientos— no se muestra aquí desde su actuación posterior como presidente del Gobierno de la República durante la guerra, sino a raíz de su progresivo abandono de la ciencia a favor de la política.
Pero supone mucho más ver esta obra: cuando su director, Ernesto Caballero, muestra el espíritu de esta época, está invocando la ilusión eterna de la juventud, una España posible, demuestra que tras la democracia ha de haber una ideología que es la que hace que muchos no cambiemos nuestro voto en cada legislatura, que hay otra manera de entender la política. Y nos descubre todo lo que se perdió y aún no sabemos cómo recuperar. Valga como ejemplo la preocupación verdadera y vital por la educación como vía para conseguir la libertad y el desarrollo bien entendido: tenemos el privilegio de asistir por un instante al inicio de una clase de Higiene y Fisiología Humana a través de la hermosísima y emocionante voz de Lola Manzano, médium —aquí todos los actores son médium de sus referentes reales— de Justa Freire, profesora junto a Ángel Llorca (Pedro Ocaña) del Grupo Escolar Cervantes, y vemos cómo las palabras sencillas de una lección se transforman en poesía. En realidad, esas palabras fueron inicialmente destinadas a otro personaje que se ha imbricado en otros en esta puesta en escena, Grande Covián, pero su efectividad aquí es brutal. Yo querría haber sido educado así. Aún no se ha vuelto a conseguir algo parecido.
Teatro cercano al docudrama, son precisamente documentos de la época como este los que permiten al dramaturgo José Ramón Fernández que el lenguaje vaya cuidadosamente más allá del diálogo, de un modo contemporáneo, y armar a partir de ellos (che invenzione prelibata!) la evolución de la pieza. Así, desde el desenfadado ambiente de trabajo del laboratorio que se encuentra a su llegada Severo Ochoa —Iñaki Rikarte es un gran acierto de casting, un actor entusiasta como el propio científico—, traspasamos la pizarra del laboratorio para divisar los altos vuelos que pueden alcanzar sus investigaciones, pero también se nos echa encima, opresivo, el techo del sótano-refugio cuando la guerra dispersa este sueño hacia un largo exilio para evitar un café mucho más amargo que el que tanto se tomaba allí. Sólo queda salir de allí y desde el exilio, seguir construyendo, pero inevitablemente también añorar lo que podría haber sido y desear volver a recuperar ese espacio ultrajado. Yo también guardo la llave.
-----------
Sergio Herrero

Página 1 de 1 Todos los horarios son UTC
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
http://www.phpbb.com/