Identificarse    Foro    Buscar    FAQ

Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas




 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Valoración del espectáculo
Excelente 0%  0%  [ 0 ]
Muy buena 50%  50%  [ 1 ]
Buena 50%  50%  [ 1 ]
Regular 0%  0%  [ 0 ]
Mala 0%  0%  [ 0 ]
Muy mala 0%  0%  [ 0 ]
Votos totales : 2
 
Autor Mensaje
 Asunto: Saw it on television/DIDN’T UNDERSTAND, NT GENT/‘t ARSENAAL
 Nota Publicado: Mar Feb 20, 2007 1:09 am 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Teatro documental de Michael de Cock
Atraído por los espacios no teatrales para las artes escénicas, entrar en un trailer para ver una de las experiencias de escena Contemporánea supone un extra que uno confía en que le reporte algo distinto a lo visto hasta entonces. El espacio, en cambio, se ha adaptado demasiado a lo convencional, aunque en realidad asemeja más un aula que un teatro. E incluso, cuando todo empieza, uno a lo que tiene la sensación de estar asistiendo es a una conferencia, por el tono neutro, cercano como mucho a lo testimonial. Los idiomas, pese a los sobretítulos, son inicialmente un verdadero impedimento, pero a poco que se entienda lo esencial de lo que se está contando uno entiende pronto que hay cosas que sólo se pueden entender desde el cuerpo, no se pueden comprender si las ves en televisión. De hecho, escuchar las diferentes lenguas en algún minuto consigue crear la confusión que le puede provocar al refugiado recién llegado al país de acogida.
El tema pronto logra atraer la atención, y nos olvidamos de cualquier cosa que nos hiciera creer que esto iba a ser un espectáculo. El exilio contado por sí mismo en un tono documental buscado y logrado, expone casos reales con las palabras reales de quienes lo sufrieron. No cabe la frivolidad, no cabe el fácil oportunismo. Se entiende que no quieran reproducir lo que pueda sentir ahí dentro un emigrante que llegase escondido en su interior: la catarsis que produce cualquier salida del tono neutro, unos simples golpes en el camión impresionan hasta el temblor.
La emoción es inevitable y se le escapa a Michael de Cock cuando reproduce uno de esos testimonios y su voz se quiebra levemente.
Se evita lo emocional, pero durante la obra se sirve una copa del vino más amargo que se pueda tomar. Pocos besaron sus copas.
Se huye de lo sensiblero, pero hay algo en su mirada que da a todo un sentido emocional: ver lo tocado que queda alguien que ha tenido contacto con los refugiados es sólo el mínimo reflejo de lo que ha de ser hablar con ellos.
Imposible entender qué es ser ellos.
Y sin embargo ellos están aquí; nosotros hemos sido ellos.
Ellos-nosotros no deberían ser distintos pronombres.
¿Y el espacio? Ya lo hemos comprobado: no pretendía tampoco reproducir nada; no parecía tener mayor importancia y no la tiene, si no fuera por lo que permite y causa que sea ése y no otro; De Cock parte de una investigación de campo para su trabajo, sumergiéndose entre exilados, y ese camión ha seguido la ruta en Flandes donde habían sido recogidos. Es, asimismo, el lugar desde donde poder mostrarlo a los que ahora son sus vecinos. Y puesto que la emigración es un fenómeno global, el medio de hacérselo llegar a cualquiera, en una misión divulgativa de particular valor.
-----------
Sergio Herrero

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
 
 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

 
 

 
No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Mantenimiento Dátibus