Identificarse    Foro    Buscar    FAQ

Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas




 Página 1 de 1 [ 3 mensajes ] 




Valoración del espectáculo
Excelente 0%  0%  [ 0 ]
Muy buena 33%  33%  [ 1 ]
Buena 33%  33%  [ 1 ]
Regular 33%  33%  [ 1 ]
Mala 0%  0%  [ 0 ]
Muy mala 0%  0%  [ 0 ]
Votos totales : 3
 
Autor Mensaje
 Asunto: Medida por medida, Shakespeare en La Abadía y Alcalá
 Nota Publicado: Mar Abr 28, 2009 12:13 am 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Lo que se esconde a quien no quiere ver. Medida por medida
Tuvimos la oportunidad de asistir a un ensayo general de esta pieza, pero no quisimos hacer la crítica entonces: se notaba una falta de rodaje y crecimiento de la obra más allá del habitual en un estreno. Acertamos, no sé si acertaremos en la crítica, pero sí al menos en eso. Quizá es muy tarde hacerlo un mes después, cuando ya se acaba su temporada en La Abadía, pero es ahora cuando el montaje parece haber tomado el cuerpo que merece.
La lectura del director de Medida por medida ha sido controvertida: quizá llevados por la apariencia superficial de desordenado desfile casi carnavalesco de personajes, hay quienes no han querido entrar en el juego y ver todo lo que se esconde tras este montaje, amén del texto de Shakespeare.
Tras este escenario despojado y povero, tenemos una propuesta que se revierte y nos hace volver la vista sobre el trabajo en los actores: les permite desarrollar su trabajo, crear y disfrutarlo. Cada uno, medida por medida, obtiene el resultado de lo que ha sido capaz de dar. Y así destaca el buen hacer del elenco que marca con gran genialidad los cambios en los más de tres papeles que en varias ocasiones ha de interpretar un mismo actor, si bien en algunos se les nota más cómodos: Jesús Barranco, con más mutaciones que Mortadelo en la primera parte, es un muy convincente Escalo y un divertido Adefesio; Julio Cortázar es un macarra demasiado de diseño como Lucio, pero su contraste con Espumilla es sutil magia; Almudena Ramos es tan pronto una pobre embarazada como un chulillo de tres al cuarto, que inicialmente queda estigmatizada por el tópico empeño de que una mujer haga de hombre (el contrario de la época de Shakespeare), pero cuyo buen hacer permite olvidar tal condición enseguida; Miriam Montilla es tan pronto una alcahueta afrancesada a lo Ariadna Gil como una monja a lo Chus Lampreave, o una mujerona voluptuosa enamorada de un indeseable Ángelo, Israel Elejalde, grande, poderoso. De la presencia y la eficacia de José Luis Alcobendas poco se puede decir que no se haya dicho ya: no hay papel (y desde luego este del Duque no va a ser menos) que no cumpla con rigurosidad categórica. De Irene Visedo se ha polemizado a raíz de este papel de la novicia Isabel, pero quiero defender aspectos que han de tenerse en cuanta a la hora de optar por la elección de este código de actuación. Es cierto que la actriz apenas cambia ademán y gesto, cierto que las frases más «de época», los suspiros, los ruegos, quedan neutralizados hasta no trasmitir, pero no es menos cierto que parte de esto está justificado en el propio texto: «Arrodillaos, sois demasiado fría», le sugiere Lucio cuando ha de implorar por la salvación de su hermano. Ese es el personaje, una mezcla entre una mujer decidida, casi una moderna negociante ejecutiva, y una novicia al que todo le sobrepasa, todo le viene de golpe y todos le zarandean, manejan a su gusto sus acciones para salvar las situaciones a las que se enfrenta. ¿Qué otra expresión más que la de continua sorpresa y cauta desconfianza puede tener ante los despropósitos que la rodean?
Bajo los pocos objetos que se manejan se encuentran símbolos (el zapato, la manzana) que conservan el rito que el teatro es desde tiempos inmemoriales. Símbolos que nos ayudan a seguir la trama, algo que habrá quien considere de un didactismo fácil y poco moderno, pero sinceramente, entender lo que uno ve ante un texto como este, concebido como tal para ser palabra con importancia y no doblegada sólo al movimiento, encontrar una propuesta en la que la palabra bien dicha permita que esto ocurra, se me antoja bastante importante.
Dentro de esta afirmación planteo de algún modo lo que ha de tener en cuenta quien vaya a ver un clásico: ¿Qué sentido tiene hoy día tal cosa? Hay quien busca su deconstrucción, y sí, ciertamente un clásico es tal entre otras cosas porque es capaz de aguantar cualquier cosa, pero quizá para hacer propuestas rupturistas sería mejor contar con textos escritos para ser concebidos como tal; hay quien busca montajes pretendidamente antropológicos, podemos decir: más bien suelen ser la visión del siglo XVIII sobre estos clásicos, y habría además que contar con que el «respeto» de cuando fueron escritos a la época en la que sitúan los hechos era la misma que debería ser ahora: en ningún momento pretenden ni piden ambientar la escena en un determinado tiempo. Puede resultar complicado ver el sentido que tiene hoy escuchar a una novicia decir «antes que la vida de un hermano está nuestra castidad», a no ser para ver cómo en quinientos años apenas han cambiado las premisas de la iglesia; sin embargo, aún nos puede sorprender escuchar que junto a esa forma de pensar también convivían otras todavía hoy polémicas para aquellos, por ejemplo sobre temas como la muerte y el más allá, a las que Shakespeare da voz: «ir a no se sabe dónde […] la más triste y funesta vida terrenal es un paraíso frente a eso» o «estoy tan desencantado de la vida que con mucho gusto la abandonaré».
Y es que detrás de esta obra de Shakespeare se esconde también mucho: es una de sus comedias oscuras, con happy end pero con un desarrollo dramático donde ni siquiera los graciosos, con un amargo y miserable modo de vivir, dejan oportunidad a la carcajada desinhibida. Todos los personajes son miserables en mayor o menor medida, salvo el Alcaide (un efectivo Fernando Soto) que sigue órdenes pero también actúa en conciencia y sin intención de trepar, sacar beneficio propio o jugar con los sentimientos de nadie. Medida por medida es, me atrevería a decir, experimental para el autor, es La comedia sin título de Shakespeare, donde se atreve a sacar esas reflexiones más oscuras y probar una estructura nada fácil: nótese cómo la escena clave de la obra, en la que se desarrolla el plan urdido, está elidida, no se ve en escena y casi sólo se apunta en ella. Diríamos, a lo Muñoz Seca, que entre acto y acto, tiene lugar el acto.
Recordemos siempre que lo que vemos es una lectura de un director sobre una obra. No será espectacular esta propuesta, pero la lectura ofrece algunos detalles que son pequeños hallazgos sobre un texto además apenas representado en nuestro país: sin modificar el texto original, puede darse la vuelta a algunas de las palabras, acciones, o incluso concepciones de lo que convencionalmente ha cambiado desde que fue escrita, para señalarnos sus desatinos (v.g. la repentina petición de mano final que en el silencio de Isabel guarda un sentido seguramente no concebido inicialmente). Habrá más lecturas (ojalá): tantas como montajes, medida por medida. Esperemos que todas sepan ver que el texto de Shakespeare muestra tanto como oculta. Medida por medida.
-----------
Jorge Guerrero

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
 Asunto: Re: Medida por medida, Shakespeare en La Abadía y Alcalá
 Nota Publicado: Vie May 01, 2009 1:29 pm 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Esta obra estará en el Corral de Comedia de Alcalá de Henares los días 1, 2 y 3 de mayo.

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
 Asunto: Re: Medida por medida, Shakespeare en La Abadía y Alcalá
 Nota Publicado: Jue May 28, 2009 9:31 pm 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
Hoy en Sevilla, en el patio de la diputación, a las 22:30. Última función!

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
 
 Página 1 de 1 [ 3 mensajes ] 




Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

 
 

 
No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Mantenimiento Dátibus