ophelia.es
http://www.ophelia.es/foro/

Con la yema de los dedos, de Patricia Ruz
http://www.ophelia.es/foro/viewtopic.php?f=7&t=113
Página 1 de 1

Autor:  OPHELIA [ Jue Feb 15, 2007 10:43 am ]
Asunto:  Con la yema de los dedos, de Patricia Ruz

Para ver los huecos y los vestidos
Lo que está ocurriendo es que te estás acercando a los grandes.
Dice Federico García Lorca en su conferencia Juego y teoría del Duende que cuando Pastora Pavón, La Niña de los Peines, estaba cantando hermosamente, una voz entre el público gritó «¡Viva París!». En ese momento, entendiendo que la norma de belleza había que romperla, la Niña se bebió de un trago un gran vaso de cazalla como fuego, quebró su voz y comenzó a cantar.
¿Quién te ha dicho ¡Viva París! o Berlín, o Los Ángeles? Porque te has roto y has encontrado con esta pieza tu nuevo lenguaje. Has parido una artista de ti misma. Te has quebrado para comenzar a bailar. O mejor dicho, para dejar de bailar. Porque cuanto menos bailas, más nos acercas al abismo de la pureza. Con los pies descubiertos nos llevas a tocar el suelo del escenario en una introducción zen en la que enmarcas un territorio filosófico del movimiento. Y nos señalas el arco, presente en toda la obra. Cuando los pies son cubiertos por los zapatos de tacón, y las piernas cobran la tensión artificial que les provocan la altura, esa tensión muscular que ha sido imagen de erotismo para muchos artistas pero que encubre el cuerpo lacerado de la mujer requerido por la mirada voluptuosa del otro, entras directamente en el corazón de tu artista que se enfrenta a la soledad de la creación y del individuo, y que además es mujer y que es bella. Te vistes y descubres, Para ver los huecos y los vestidos. Surgen por esos huecos y esos vestidos, tejidos como máscaras, diferentes mujeres que representas: la suicida del secador eléctrico, la quijota de los pinceles y la sublime Lola con la bata de cola de papel. De papel blanco, que ha estado presente en el fondo del escenario, como símbolo del lienzo a estrenar por el pintor, del folio vacío para el escritor, del abismo de la creación. Y derramas blanca leche sobre el papel, leche que baila luego en el suelo. La maternidad de piedras como creación que te traslada políticamente a la gitanilla de la rota pandereta.
¿Quién te dijo que no había compromiso social y político en la obra? Porque me entran muchas ganas de hacer una lectura sólo en clave política de tu trabajo. Suena al fondo la voz de una rumana en el metro que canta pidiendo, que pide cantando, mientras tú, redundante, nos bailas para pedirnos otra cosa. ¿Que lloremos? ¿Que nos acerquemos a la otra realidad? Y nos muestras una cabra, y haces de la cabra, y gritas como cabra, y comes el pan de esa cabra sobre las piedras paridas. Te acercas al arco, y con el corsé y los tacones, con la espalda y las piernas desnudas, comienzas a lanzar flechas hacia la oscuridad. Porque no es iluminación lo que hay en tu espectáculo, es luz, y es sombra, y es oscuridad final. Y hasta con tu sombra danzas. Y en la oscuridad de mi alma aún ahora sigues tirando flechas a mi negro abisal. Dejas que el espectador se vaya erecto de dolor desde la pequeñez movida de tu gesto convertido en tristeza. La pequeñez movida que me deja con-movido. Con-mover, no-bailar, no-actuar, no-decir, eso es lo que se van a encontrar los espectadores. Que vayan, y que vayan pre-parados, porque saldrán con-movidos. No pueden perderse el trabajo de esta artista, preámbulo, como dice el Deivid, de quien va a convertirse en una referencia anhelada de la danza.
-----------
Domingo Ortega

Página 1 de 1 Todos los horarios son UTC
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
http://www.phpbb.com/