Identificarse    Foro    Buscar    FAQ

Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas




 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Valoración del espectáculo
Excelente 0%  0%  [ 0 ]
Muy buena 0%  0%  [ 0 ]
Buena 0%  0%  [ 0 ]
Regular 0%  0%  [ 0 ]
Mala 0%  0%  [ 0 ]
Muy mala 0%  0%  [ 0 ]
Votos totales : 0
 
Autor Mensaje
 Asunto: Clara S., Cía. Siglo XXI-RESAD Ciclo Perfil Elfriede Jelinek
 Nota Publicado: Mar Feb 13, 2007 12:18 pm 
Desconectado
megaforero
megaforero
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 16, 2006 10:53 am
Mensajes: 271
Ubicación: Dinamarca
El oficio del actor
«Si el actor es óptimo, es, entre todos los artistas, el que más sacrifica su persona en el ministerio que ejerce. Nada puede darnos que no ofrezca en sí mismo, no en efigie, sino en cuerpo y alma y sin intermediarios. […] él mismo es su propia creación» Y tanto. Este comentario de Jacques Copeau resume a la perfección la esencia del actor, ese ser frágil y vapuleado, lleno de tópicos y malentendidos, pero finalmente primer y último responsable de lo que ocurre en escena.
El milagro del teatro surge porque unos señores y señoras deciden un día perder el miedo y subir a un escenario para contarle a sus congéneres cómo se ve el mundo desde allí arriba. Pero a algunos se les olvida que es gracias a ellos que ese milagro tiene lugar. Y deciden utilizar al actor como un trapo, humillar al actor, menospreciar el momento en el que el actor se desdibuja para dejar de ser persona y transformarse en algo más grande que él mismo. Y el actor, que no aprende en siglos de profesión, se deja hacer, convencido de que esta contribuyendo a crear arte.
En Clara S. hay un grupo de actores jovencísimos, con muchas ganas de hacer cosas, de crear, que durante dos horas, lo dan todo de sí mismos. Con oficio y sensibilidad llenan todo el espectáculo de un emocionado trabajo en el que creen y se dejan la piel. Se dejan golpear, ensuciar, manosear, masturbar, escupir. Y lo hacen de verdad en todo momento.
Es una auténtica lástima que el director, más preocupado de ofrecer provocación trasnochada y superada hace siglos, no haya sabido aprovechar la capacidad de sus actores para transformarse.
Pero dentro de todo el pastiche que se creaba en escena, el público tenía algo a lo que agarrarse y eran unos interpretes que demostraban que el actor, cediendo su humanidad, sigue siendo el verdadero artífice del milagro del teatro. Gracias a todos. Chicos, habéis conseguido una fan.
-----------
Arianna Fernández

_________________
OPHELIA, revista de teatro y otras artes


Arriba 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
 
 Página 1 de 1 [ 1 mensaje ] 




Índice general » Ophelia » teatro y aparte · críticas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

 
 

 
No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Mantenimiento Dátibus