9.ª despedida

p61900031

Es la lámpara que está encima de la mesa del comedor. Me despido de una manera de quedarme sólo por la noche. ¿Podría esta noche mirar como el mundo se detiene porque yo ya tengo la valentía de oler mis manos?

One Response to “9.ª despedida”

  1. Marguerite dice:

    Las damas de Saint Germain des Près pasamos las noches solas. Pero suele ser porque hubo un tiempo en que las pasábamos con mucha gente. A veces me cuesta recordar esos tiempos y no sé si son recuerdos endulzados por la borrachera o es que no fueron reales.

Leave a Reply