3.ª despedida

3-dia

Es un libro que estaba situado en la estantería blanca del comedor. Se lo regalé a Mario durante el desayuno. Él no sabía porque le estaba regalando esto. Me despido de una manera de mirar a los hombres.

Tags:

One Response to “3.ª despedida”

  1. Marguerite dice:

    Las viejas damas de Saint Germain des Prés hace tiempo que no miramos a los hombres de forma alguna. Pero todavía somos capaces de reconocer lo bello que puede encontrarse en un cruce de miradas entre las calles Lafayette y Cadet frente a un McDonalds, sin saber que sería el último.

Leave a Reply