174. ª despedida

174.

.

.

.

.

.

.

Me despido por fin de noviembre bajando la escalera de un restaurante. Ésta era una promesa desde el día en que entendí el otoño en un pueblo señorial.

Leave a Reply