159.ª despedida

159.

.

.

.

.

.

.

Cuarta despedida de la pared del camerino:

Antes de descolgar el abrigo me despedí de la malidicencia.

Leave a Reply