127.ª despedida

.

Leí la palabra inagotable en una pancarta y a pesar de todo sigo sin despedirme de la excelencia.

Leave a Reply