101.ª despedida

foto 101 bis.

.

.

.

.

.

.

Ella estaba saliendo por una puerta grande. Subíó por la calle. Me dió la espalda. Subía por una calle que quizá tuviera naranjos. No sólo era cruel la subida. Yo no estaba disponible. Yo nunca quise decirle que ella era implacable. En todo caso me despedí de lo cruel de su espalda. Y sé que me miró.

.

Leave a Reply