204.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 30th, 2009 by fedón

pc290023

Me despido de la depedencia con la cara bien alta.

(rostro prestado por Luda)

Tags:

203.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 29th, 2009 by fedón

foto 203

.

Despedida de fregona (o premio a la fidelidad de la fibra sintética amarilla)

Esta noche tiro al contenedor de basura la fregona que sostuvo mis meditaciones más activas desde el verano del 2004. Quizá estoy pasando a la etapa en la que la limpieza de mi casa puede ser una manera de entrenar la habitabilidad en el Paraiso.

Tags:

202.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 28th, 2009 by fedón

foto 202

.

En este diario no sólo debo despedirme de las materias que han conformado mis sentimientos, ahora debo también despedirme de aquello que provocó a mis sentimientos. A partir de ahora me centraré en lo más puro del significado (un esfuerzo mayor en la elaboración poética) y empezaré a abandonar los símbolos. Hoy me despido de ser pescador de hombres, y aún soy alimento.

201.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 27th, 2009 by fedón

foto 201.

.

Me despido del banco de adán y eva.

200.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 26th, 2009 by fedón

foto 200

.

Desde dentro veo pasar a Ulises llorando.

199.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 25th, 2009 by fedón

 foto 199

.

Con el entusiasmo de un niño (no puedo, ni quiero dejar de usar esta palabra nunca) me despido de la única tierra que fue elegida para dividir el mundo: Israel. Y como sigue siendo una noche fundacional de nuevo dormiré sin pudor, como se duerme encima de las piedras.

(homenaje a los cuatro amigos que una vez me dejaron dormir en el lago Tiberíades mientras hablaban)

198.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 24th, 2009 by fedón

foto-198.

.

Despedida inocua al niño Jesús:

– Cagalera mientras corto el turrón. Desastre familiar sin sentido trágico. El vino blanco es la única luz. El agotamiento es el del paladar. Y ninguno de los 13 escucha al rey Juan Carlos I en su discurso anual.

197.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 23rd, 2009 by fedón

foto-197

.

Adiós a mi servidumbre de vistas.


196.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 22nd, 2009 by fedón

foto-196

.

¡si el primer 2 hubiera sido un 8!

.

Adiós al Gordo de Navidad

– a una mesa blanca de los años 50,

. a mis años 50,

– a un chapero de lujo que me baja la bragueta del elegante pantalón blanco,

( y ¿que hago con los 60 euros que me han tocado?)

195.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 21st, 2009 by fedón

foto 195 2

.

Hoy pretendo emular al último zar en el momento en que se despedía de volar sobre la inteligencia de su pueblo. Evoco su muerte, y olvido el deseo de atravesar la gran Siberia para ser un hombre moralmente irreprochable.

194.ª despedida

Posted in diario de despedidas on Diciembre 20th, 2009 by fedón

.

“Vive en tu siglo, pero no seas su criatura; haz para tus contemporáneos lo que necesiten y no lo que ellos alaben. Aunque no hayas compartido sus culpas, comparte su castigo con noble resignación e inclínate libremente bajo el yugo que soportan y del que difícilmente pueden desprenderse. Por la firmeza de ánimo con que desdeñes su felicidad les demostrarás que no te sometes a sus dolores por cobardía. Imagínatelos cómo debían ser, si has de actuar sobre ellos, pero piensa cómo son si te ves tentado de actuar por ellos. Busca su aprobación mediante su dignidad, pero basa su dicha sobre su indignidad; así, tu propia nobleza despertará la suya y su indignidad no anulará tu fin. La seriedad de tus principios los alejará de ti, pero en el juego los soportarás aún; su gusto es más puro que su corazón, y ahí es donde tienes que atrapar al tímido fugitivo.”

Carta IX sobre la educación estética del hombre de J.C.F. Schiller

De nuevo, de nuevo, de nuevo, de nuevo, de nuevo, de nuevo, de nuevo, de nuevo, de nuevo no me despido de la excelencia, y soy capaz de conciliar la cólera y el candor.